Viena Capellanes más de 140 años de tradiciónEsta es la historia de Viena Capellanes, empresa amiga y colaboradora, con más de 140 años de experiencia en pastelería y catering.

Desde que en 1873 Matías Lacasa obtuviera el privilegio de invención otorgado por el Real Conservatorio de Artes que le cedía la exclusiva de la fabricación del pan de Viena en Madrid, Viena Capellanes no ha dejado de ofrecer a los madrileños productos artesanos y de calidad.

La introducción de este tipo de pan, que Lacasa había conocido en la capital austriaca durante su visita a la Exposición Universal de aquel año, suponía toda una novedad en España, ya que se trataba de un pan más fino que el candeal, de consumo habitual. Pronto se convirtió en un “pan de lujo” de gran aceptación entre las clases acomodadas.

La primera tahona que abrieron Matías Lacasa y su esposa Juana Nessi se encontraba en el número 2 de la calle de la Misericordia, haciendo esquina con la de Capellanes, de ahí su nombre Viena Capellanes.

Tras la muerte de Matías Lacasa, su viuda Juana Nessi, sin hijos, cedió en herencia el negocio de panadería a su sobrina Carmen Nessi, madre de Ricardo, Pío y Carmen Baroja. Del negocio se hicieron cargo el pintor Ricardo Baroja y su hermano Pío, el escritor.

Pero la familia Baroja lo dejó “por hastío, cansados de lidiar con obreros, proveedores y con el Ayuntamiento de Madrid”, y también porque, seguramente, el pan y la pastelería no eran lo suyo.

Vendieron el negocio a Manuel Lence, que llevaba años aprendiendo el oficio y trabajando en Viena Capellanes. Desde 1916, fueron llegando a Madrid desde Miranda (Lugo), uno a uno, los cinco hermanos Lence.

En tan solo tres años ya contaban con cinco hornos, seis obradores, ocho nuevas tiendas y 264 trabajadores, además de dos coches de mulas y dos automóviles de explosión para el reparto por la capital.

Pero distintos avatares de carácter económico y las consecuencias de la Guerra Civil mermaron el desarrollo de la empresa.

No fue hasta los años 50 cuando Viena Capellanes recuperó el lugar que había ocupado años antes, desde entonces el negocio ha permanecido siempre en manos de la familia Lence, hoy en día ya es la cuarta generación la que está al frente de la empresa.

Entre los distintos establecimientos y tiendas de Viena Capellanes los más llamativos son el de la calle Goya 37, que todavía mantiene su aspecto exterior original y Café Viena, ubicado en la calle Luisa Fernanda 23.

En cualquiera de ellos encontraremos una oferta variada en pastelería, repostería y catering, con la tradición y la calidad de siempre.

Viena Capellanes más de 140 años de tradición
Si te gusta, compárteloShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies